Posts Tagged ‘integración europea’

Inmigración, integración, terrorismo y libertad de circulación: la gran confusión

14 abril, 2015

4586245313_c31545b9fc_oEs lógico que en el fragor de la batalla las emociones se disparen. Pero tan peligrosos enemigos son aquellos que atentan contra nuestro modo de vida y libertades como los errores que podemos cometer si nos dejamos llevar por esas emociones. Es lo que en cierta medida ha ocurrido a raíz de los recientes atentados en París contra Charlie Hebdo y la comunidad judía cuando a caballo del shock y la repulsa por dichos ataques muchos se dejaron llevar por la tentación de mezclar en una misma y confusa amalgama la lucha contra el terrorismo, la política hacia Oriente Próximo, el control de fronteras, la inmigración irregular, la libertad de circulación de trabajadores, el papel del islam en nuestros espacios cívicos y la integración y asimilación de minorías de distinta cultura o religión en nuestras sociedades.

Prueba de esa confusión, en Francia vimos, por un lado, al presidente François Hollande encaramarse a la cubierta del portaviones Charles de Gaulle para declararse en guerra contra el Estado Islámico aunque hubiera dudas de si el atentado estaba inspirado por ese grupo o por Al Qaeda y tampoco estuviera muy claro si una reacción de tipo bélico y en caliente no era precisamente el objetivo del ataque o si pudiera tener efectos amplificadores incentivando futuros atentados. Por otro lado, ignorando deliberadamente que los atacantes parisienses eran ciudadanos franceses nacidos en Francia a los que difícilmente los controles fronterizos hubieran supuesto un impedimento para entrar y salir del país, escuchamos al expresidente Nicolas Sarkozy demandar el fin de la libertad de circulación dentro de la UE y la reinstauración de los controles de fronteras dentro del espacio Schengen. También asistimos a la enérgica demanda de Marine Le Pen y su xenófobo Frente Nacional de reinstaurar la pena de muerte o, en otros contextos como el español, la introducción en el Código Penal de la cadena perpetua, ambos objetivos populares entre muchos votantes pero de nula eficacia como instrumento de lucha contra el terrorismo yihadista. Y a ese coro de peticiones se sumaron reclamaciones en las que se mezclaba la hostilidad contra la comunidad musulmana en Francia con una revitalización de las discusiones en torno a la naturaleza violenta o pacífica del islam o su compatibilidad con la democracia. En definitiva, una gran y poco provechosa confusión.

(more…)

¿Quién gobierna en Europa?

30 mayo, 2014

?????????????????????????????????????????????????????????????????“¿Quién gobierna?” es la pregunta central de la que arranca la reflexión politológica. “Somos nosotros mismos los que deliberamos y decidimos conforme a derecho sobre la cosa pública”, dijo en el 431 a.C. un Pericles orgulloso. A lo que se sumó Lincoln en 1863 con su clásica definición de la democracia como “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, todavía hoy vigente en el artículo 2 de la Constitución francesa. La respuesta en ambos casos es la misma: nosotros nos gobernamos.

Aplicada a Europa, esa pregunta sobre la democracia no tiene una respuesta clara. ¿Quiénes somos nosotros?, es decir, ¿dónde esta el pueblo (demos)? Y quién nos gobierna?, es decir, ¿dónde está el poder (cratos)? ¿Gobierna la Comisión? ¿el Consejo? ¿Alemania? ¿la Troika? ¿el Banco Central Europeo? ¿los mercados? El problema no es sólo la respuesta, sino la pregunta. Porque si en una democracia la pregunta de quién gobierna no tiene una respuesta clara, no se puede hacer responsable a quien gobierna de los errores cometidos, ni controlar sus acciones, ni implicarse en la elección de representantes democráticos, ni confiar en la separación de poderes, ni articular la opinión pública o crear espacios para la deliberación.

El sentido último de las elecciones es elegir a los que gobernarán y legislarán en nuestro nombre. Nuestro voto, expresión última de la soberanía de una nación y de la igualdad entre sus ciudadanos, tiene una doble función: premiar o castigar a los que nos han gobernado y designar a los que nos gobernarán, señalándoles cómo queremos que nos gobiernen. Ello requiere que existan alternativas, y que los que gobiernen puedan llevarlas a cabo. Pero si como hemos experimentado y experimentamos de forma creciente en los últimos años, las alternativas no existen, se difuminan o simplemente son inviables, entonces la democracia se vacía de significado. Echar a los malos gobernantes está bien, es el gran avance histórico que ha supuesto la democracia. Pero lograr que se gobierne al servicio de la mayoría es lo que da el sentido último.

(more…)

El túnel

30 mayo, 2014

tunelEn los comienzos, hace sesenta años, el túnel por el que tenía que transitar el proyecto de integración europeo era muy ancho. Allí cabían los federalistas, pero también los llamados intergubernamentalistas, partidarios de compartir soberanía pero sin diluir a los Estados-nación. Cabían las derechas, mayoritariamente democratacristianas, partidarias de combinar la economía de mercado con el gasto social; los liberales y el empresariado, entusiasmados con la profundización de los mercados; y la socialdemocracia, deseosa de, por fin, poder gobernar y redistribuir la riqueza hacia las clases trabajadoras. Esa coalición proeuropea incluía también a los partidos comunistas, que no por casualidad eligieron llamarse eurocomunistas, y a los sindicatos, atraídos por la promesa de un capitalismo social. Todos compartían la visión del pasado formulada por Robert Schuman en la declaración fundacional de la Unión Europea (“Europa no se hizo, y fue la guerra”) y una visión optimista de un futuro en el que todos ganarían.

(more…)

Si Jean Monnet volviera

17 mayo, 2013

ger71020

Jean Monnet, el padre fundador de la integración europea, tenía un método: dejar a un lado las discusiones abstractas sobre el poder, la soberanía o las identidades y concentrar todas las energías en encontrar soluciones prácticas a los problemas de fondo que bloqueaban el avance en la cooperación entre países. Frente a los federalistas, que pensaban (y piensan) que la paz y la reconciliación entre europeos solo sería posible mediante la creación de los Estados Unidos de Europa, Monnet se mostraba convencido de que la integración tenía que empezar por la economía, no por la política. Las ventajas del método Monnet eran múltiples: se trataba de un proceso incremental, basado en pequeños pasos, de abajo arriba y que podía ser gestionado eficazmente por una reducida élite.

Para Monnet, la mayoría de los problemas tenían una solución técnica bastante evidente, pero que la gente se resistía a visualizar porque pensaba solo en términos nacionales. Sus estadillos repletos de cifras se hicieron famosos tanto durante la I como la II Guerra Mundial, cuando jugó un papel esencial como organizador del esfuerzo militar aliado. En ambos conflictos, la táctica de Monnet consistió en hacer ver a los aliados que compartir sus recursos económicos no solo les haría ganar la guerra, sino que era menos costoso que no hacerlo. Gracias a Monnet, los aliados sobrevivieron a la asfixia económica provocada por la guerra submarina alemana durante la primera guerra y pudieron desbordar industrialmente a Alemania durante la segunda.

(more…)