Posts Tagged ‘Europa’

Despilfarros exteriores

12 enero, 2012

Jean Monnet decía que un problema no podía entenderse correctamente hasta que no se visualizaba en una tabla. Sus tablas, a cuya preparación dedicaba ingentes esfuerzos, ayudaban a los estados a visualizar las ineficiencias que se derivaban de las duplicidades en su gasto y las ventajas de la cooperación y la coordinación. Siguiendo su inspiración, en algún momento de la pasada década, alguien decidió contar cuántas embajadas y consulados tenían los (entonces) 25 estados miembros de la Unión Europea. El resultado fue revelador: frente a las 243 misiones que mantenía EEUU, los 25, a los que había que añadir la Comisión y el Consejo Europeo, sumaban nada menos que 3.230 delegaciones. Con 110.545 personas a su servicio, la UE era el actor diplomático más extenso dotado del mundo. Si nadie se había dado cuenta hasta la fecha, era por una buena razón: el retorno de ese inmenso despliegue era ínfimo. La UE era el primer bloque económico y comercial del mundo, también el segundo en gasto militar, muy por delante de China o Rusia, pero diplomáticamente apenas existía.

Con ese diagnóstico en la mano, la UE adoptó un plan increíblemente ambicioso: fusionar los servicios diplomáticos de la Comisión y el Consejo e integrar en el nuevo servicio hasta un tercio de diplomáticos provenientes de los Estados miembros. En la cúspide del sistema habría un “ministro” de Exteriores (llamado alto representante) asistido por un comité de embajadores permanentes con sede en Bruselas, además de otros servicios de planeamiento, gestión de crisis, etcétera. Para muchos Estados, este plan, plasmado en el Tratado de Lisboa, abriría la posibilidad de cerrar o compartir embajadas en todos aquellos lugares donde sus intereses fueran sobre todo europeos más que exclusivamente nacionales, permitiéndoles concentrarse en aquellos temas y regiones donde su valor añadido fuera mayor. Las diplomacias nacionales se veían obligadas a pensar en cómo reinventarse y desplegarse, toda vez que una gran parte de sus funciones tradicionales (especialmente en el ámbito comercial y consular) estaban ya en manos de la Unión Europea, no de los Estados.

Pero resulta que mientras los 27 Estados de la UE dedicaban casi una década a la ingente tarea de diseñar los instrumentos legales, políticos y financieros que les permitieran coordinar sus capacidades diplomáticas y racionalizar su despliegue exterior, dentro de España, las Comunidades Autónomas recorrían el camino exactamente inverso abriendo un ingente número de delegaciones exteriores (hasta 200) y estableciendo sus propias agencias de cooperación al desarrollo pese a sus elevados niveles de endeudamiento o incluso, al hecho de que, como en el caso de Andalucía, se tratara de regiones que recibían importantes subsidios por parte de los países más ricos de la UE.

Retrospectivamente, el problema no reside tanto en las competencias de acción exterior en sí, pues estas tienen cierto sentido en un Estado descentralizado, máxime en los ámbitos de promoción cultural, turística o comercial, sino en el volumen de gasto (150 millones de euros) y, sobre todo, en la falta de coordinación y búsqueda de sinergias. Se trata de un problema endémico de nuestro sistema autonómico, en el que la cooperación horizontal entre CCAA y la supervisión por parte de terceros actores brillan por su ausencia o son extremadamente débiles. Esto da lugar a situaciones paradójicas. Por ejemplo: de acuerdo con el procedimiento denominado “semestre europeo” Bruselas puede examinar los presupuestos del Estado con antelación a su aprobación por la Cortes Generales, pero las Comunidades Autónomas no estén sometidas a la misma exigencia por parte del Estado central, ello pese a que este tendrá luego que responsabilizarse de su déficit ante Bruselas, incluso haciendo frente a importantes multas y sanciones.

Todo ello pone de manifiesto una situación difícil de entender y para la que en absoluto parecíamos estábamos preparados. Mientras, como consecuencia del proceso de integración europeo, el Estado central se ha “europeizado” y cedido competencias de supervisión a Bruselas hasta niveles insospechados (y más que lo está haciendo y lo hará con la crisis actual), las Comunidades Autónomas han logrado en gran medida zafarse del control y supervisión, de sus ciudadanos, por abajo, y de otros entes, sean el Estado o la UE, por arriba. La crisis podría, al menos, servir para corregir esta contradicción entre la europeización de la Administración central y la “deseuropeización” de las Comunidades Autónomas.

 

Publicado en ELPAIS.com el 10 de enero de 2011 como complemento al Reportaje: ¿Diplomacia o despilfarro?

Presentación del libro “La fragmentación del poder europeo”

14 septiembre, 2011

Madrid, 13 de septiembre de 2011. Ayer se celebró la presentación de La fragmentación del poder europeo, libro escrito por José Ignacio Torreblanca, director e investigador principal de ECFR Madrid, en el auditorio de la Fundación Mapfre. Felipe González, Diego Hidalgo, Darío Valcárcel y Diego López Garrido acompañaron al autor en un acto con muchísima repercusión en los medios de comunicación

El diario El Mundo lleva hoy en su portada de la edición impresa una noticia sobre el acto: “González avisa: ‘La UE está al borde de un abismo irreversible’”. También en la edición digital del diario El País se recoge el evento: “Felipe González aboga por una política fiscal común de la UE para salir de la crisis“. La Vanguardia, por su parte, también lo saca en la web: “Felipe González: “La UE está al borde de un abismo irreversible“, además de añadir un pequeño vídeo de 30 segundos con un corte de la intervención del expresidente, que se puede ver en este mismo blog. ABC, también online, titula “Felipe González: “Estamos al borde del precipicio“, e incluye el mismo vídeo; mientras que en El Periódico de Catalunya, también con el vídeo, leemos que “Felipe González avisa de que la UE está “al borde de un abismo irreversible” si no hay reacción política“.

En el diario Expansión encontramos la siguiente noticia “Felipe González: la UE debe admitir que estamos “al borde del precipicio“, en 20 minutosFelipe González avisa de que la Unión Europea está “al borde de un abismo irreversible“, en La GacetaFelipe González pide a la UE admitir que se está “al borde del precipicio“, en El EconomistaFelipe González avisa de que la UE está “al borde de un abismo irreversible” si no hay una reacción política” y en Europa PressFelipe González avisa de que la UE está “al borde de un abismo irreversible” si no hay una reacción política

También las televisiones se han hecho eco de la noticia. En Antena 3, con un pequeño reportaje incluido titulan “Felipe González: “Estamos al borde del precipicio“, y en TelecincoFelipe González avisa de que la UE está “al borde de un abismo irreversible“.

La noticia también ha estado presente en las radios. En la Cadena SER leemos que “Felipe González pide a la UE admitir que se está “al borde del precipicio“, en la COPE ”Felipe González: la UE está “al borde de un abismo irreversible“, mientras que en Radio Nacional de España fue parte de la tertulia del programa 24 horas.

Por Javier García Toni Foto: elpais.com. Autor: Uly Martín.

Europa de mis pecados

2 septiembre, 2011

El diagnóstico clásico de Ortega y Gasset, “España es el problema, Europa es la solución”, resume de forma sencilla y directa la visión que de Europa han tenido varias generaciones de españoles. Detrás de ese aserto se esconden una serie de anhelos del todo comprensibles viendo el inexorable rumbo de decadencia emprendido por España y el trágico desenlace de su siglo XX. En un país supuestamente dado a la polarización ideológica, la fragmentación territorial y el enfrentamiento social, siempre hubo un consenso que se impuso a cualquier desavenencia: que solo la completa e irreversible europeización de la vida política, social y económica sería capaz de arrancar a España de un pasado trágico y proyectarla hacia un futuro democrático, estable y próspero.

(more…)

¿Se salvará Europa?

15 febrero, 2010

Una noche de abril de 1967, cuando el actual primer ministro griego, George Papandreu, tenía 13 años, los militares entraron en su casa y, apuntándole a la cabeza, le conminaron a que revelara el paradero de su padre, Andreas, que luego sería tres veces presidente del Gobierno entre 1981 y 1996. La sensación de presión sobre la sien experimentada entonces no debe haber sido muy distinta de lo que Papandreu ha debido experimentar esta semana a manos de los mercados financieros. (more…)

Una España confusa en una Europa desorientada

1 enero, 2010

El actual periodo de transición e incertidumbre en la UE abre una presidencia de gestión y no de grandes transformaciones. El G-20, la crisis financiera y el marasmo europeo obligan a España a reflexionar sobre la necesidad de construir una presencia global propia. España inicia su presidencia europea en un momento de máxima confusión. Esta confusión tiene tres polos motrices: el G-20, el marasmo europeo y la crisis económica. (more…)