Posts Tagged ‘Día-D’

La alianza más larga

10 julio, 2014

guadan615Dicen que el Día D, cuyo 70º aniversario ahora se conmemora, fue el día más largo. Pero más larga ha sido la alianza que se fraguó ese día. Eso explica por qué esas cruces blancas perfectamente alineadas en los cementerios militares de Normandía son tan importantes: lo son porque no solo hablan de los que dejaron su vida allí, sino del compromiso inquebrantable que los que sobrevivieron adquirieron para que aquello no se volviera a repetir. Observando el legado de prosperidad, paz y libertad que esos jóvenes dejaron en nuestro continente puede decirse con toda solemnidad que su sacrificio, el máximo, no fue en vano.

Como ocurre tantas veces en la vida, hay hechos que tienen pleno sentido cuando los miramos desde la distancia, pero que en realidad son solo el producto de un cúmulo de circunstancias y casualidades que muy bien pudieran haber acabado de forma diferente. Porque que unas playas de Normandía recibieran nombres clave como Omaha o Utah no fue algo que respondiera a un plan prediseñado. Al contrario, acostumbrados durante décadas al intervencionismo americano en todo el mundo (recuérdese que desde 1950 ha habido tropas estadounidenses estacionadas en nada menos que 54 países diferentes), olvidamos que en diciembre de 1941, con toda la Europa continental ocupada por Hitler y los ejércitos nazis a punto de doblegar a Stalin, Estados Unidos todavía dudaba de si aquella guerra era su guerra. Fue Japón, con su ataque sorpresa a Pearl Harbour, y no la brillante retórica de Churchill, quien inclinó la balanza del lado de la intervención.

Si todo cambió a partir del Día D fue porque Estados Unidos, al contrario que lo que había hecho al acabar la I Guerra Mundial, decidió no marcharse de Europa, sino quedarse y asegurar la reconstrucción económica, política y moral de los europeos. La vieja Europa, cuna de la Ilustración, la Revolución Francesa y de las más bellas artes y letras, se había suicidado en 1914, e increíblemente otra vez en 1939, alcanzando unos niveles de devastación económica y moral que todavía hoy se nos antojan incomprensibles. “Europa no se construyó y fue la guerra”, dice la Declaración Schuman con la que se inicia en 1950 la reconciliación franco-alemana. Así que si este tortuoso y complicado proceso de integración en el que estamos embarcados los europeos pudo ver la luz fue gracias al paraguas de seguridad, económico y político, que Estados Unidos le concedió. Sin los juicios de Núremberg, el Plan Marshall o la Alianza Atlántica, Europa no sería hoy la que es.

(more…)