Archive for 16 febrero 2014

Sucio realismo

16 febrero, 2014

Jiang_Zemin¿Ser o deber ser?, esa es la cuestión. Para muchos, no hay duda: el mundo es como es, y debemos adaptarnos a él. ¿Y cómo es el mundo? No muy favorable a la idea de justicia universal. Primero, porque menos de la mitad de los Estados pueden ser considerados democráticos, lo cual quiere decir que la idea está en minoría. Segundo, porque ese mundo no solo está organizado en torno al principio de la soberanía de esos Estados, sino que entre ellos, los más poderosos (EE UU, China, Rusia), están abiertamente en contra del principio de justicia universal. Tercero, porque la capa de derecho internacional que lo cubre no es lo suficientemente fuerte como para garantizar los derechos humanos a escala universal pasando por encima de la voluntad de los Estados. Y tampoco juega a favor del principio de justicia universal el hecho de que los Estados puedan utilizar el comercio y las inversiones con fines políticos y valerse de ellos para coaccionar a quienes quieran abanderar esa causa.

De ahí que el realismo sucio, de tan sucio, se convierte fácilmente en sucio realismo. Aunque la justicia universal sea, además de una bella idea, un principio de obligado cumplimiento, su manifestación más extrema, como juzgar en España a la cúpula dirigente del Partido Comunista Chino, al Gobierno de Israel o al comandante en jefe del Ejército de EE UU no parece que lo sea en igual medida. Porque la justicia, para ser efectiva, tiene que ser independiente y poder operar sin miedo a sus consecuencias. Pero como sabemos, en estos casos extremos, el ejercicio de la justicia universal tendría consecuencias políticas y económicas de gran magnitud para la ciudadanía y las empresas españolas que ningún organismo internacional compensaría. De ahí que las restricciones a la jurisdicción universal comenzaran con el Gobierno de Zapatero y hayan continuado con el actual.

(more…)

El pasado como excusa

14 febrero, 2014

tobruk war cemetery

Mercantilismo indiferente. Ese sería, a decir de los críticos acérrimos, el paradigma que habría dominado la política exterior alemana durante la legislatura anterior. ¡La China de Europa!, señalaban los más exaltados, solo preocupada por vender armas, comprar energía barata y abundante, no hacer muchas preguntas sobre la democracia y los derechos humanos y desentenderse de cualquier responsabilidad en lo relativo al mantenimiento de la paz y seguridad mundiales.

Criticamos con frecuencia la política europea de Merkel por cortoplacista (¿recuerdan cuando el ministro de Exteriores español, García-Margallo, dijo que Merkel “siempre llegaba 15 minutos tarde” a la crisis del euro?). Pues eso no ha sido nada comparado con la política exterior de Merkel y su ministro de Exteriores en el anterior Gobierno, el liberal Guido Westerwelle. No es que el tren llegara tarde, es que nunca salió de la estación. ¿Por qué esa diferencia entre una política y otra? Mientras en las cuestiones europeas, Merkel siempre ha tenido a su lado un ministro de Economía y Hacienda, Wolfgang Schäuble, mucho más europeísta y con más visión del largo plazo que ella, en Exteriores y en Defensa, los ministros de Merkel han tendido a reforzar su desinterés y desentendimiento en lugar de cuestionarlo.

(more…)