Archive for 24 junio 2011

Un síntoma del futuro

24 junio, 2011

La absolución de Geert Wilders pone sobre la mesa una tan amplia como confusa madeja de argumentos políticos, jurídicos y morales. Que Wilders es un islamófobo está fuera de toda duda. Su polémico vídeo Fitna (Discordia) es una obra maestra de la manipulación: abre con un Corán en donde vemos la famosa caricatura del danés Kurt Westergaard que representa a Mahoma con un turbante explosivo; sigue con la sura 8, verso 60 (“preparadles cualquier fuerza y calvario que podáis reunir para asestar terror en el corazón de los enemigos de Alá”); y enseguida aparecen las imágenes de los aviones impactando contra las torres gemelas en Nueva York seguidas de las explosiones y los gritos de terror en la estación de Atocha. El resto es una recolección de suras y declaraciones de imanes donde en nombre del islam se incita a una violencia extrema.

(more…)

Preocupaciones brasileñas

17 junio, 2011

Escribo desde Brasilia, un festival de arquitectura y urbanismo que provoca sensaciones encontradas. Se celebra el XVIII Foro Brasil-Europa y he venido a encontrar la respuesta a una pregunta aparentemente sencilla. Brasil, dicen los documentos oficiales que se manejan en Bruselas, es un socio estratégico para la UE. Que la UE se fije en Brasil es fácil de entender: es ya la octava potencia económica del mundo, habiendo sobrepasado a miembros tradicionales del G-7 como Canadá e Italia, y va camino de convertirse en la quinta. Aquí, el efecto de la crisis ha sido tan leve como increíble el efecto rebote posterior: en 2010 el país creció a un 7.5%, así que lo que en realidad preocupa es un posible sobrecalentamiento de la economía. Brasil tiene algunas cosas de las que los europeos carecemos: una población joven, ingentes recursos naturales, una cesta energética en la que hasta el 40% de su consumo tiene su origen en energías renovables y un entorno geopolítico completamente favorable, pues carece de rivales o enemigos de peso. Para colmo de la envidia, tiene un superávit comercial con China, algo que en Europa cuesta siquiera imaginar. Estamos pues ante una potencia económica, energética y medioambiental de crucial importancia para la Unión Europea.

(more…)

Ankara se va

10 junio, 2011

Años discutiendo si Turquía era Europa o Asia, si iba hacia Occidente o si giraba hacia Oriente, y por fin hemos encontrado la respuesta. La pregunta era incorrecta. Turquía no va hacia el Este ni hacia el Oeste: va hacia arriba. En solo una década, la economía turca ha cuadruplicado su tamaño, pasando de 200.000 a 800.000 millones de dólares (550.000 millones de euros); triplicado su renta per cápita, que ha pasado de 3.000 a 10.000 dólares; reducido la deuda pública del 75% al 40% del PIB y situado su prima de riesgo muy por debajo de la mayoría de los países del sur de Europa. Mientras, la Unión Europea está estancada, y muchos dudan de si en lugar de progresar, su futuro es uno marcado por el declive y el retroceso en los estándares de vida que los europeos han venido dando por sentados.

Al tiempo que Europa debatía si aceptar o rechazar a Turquía y se permitía el lujo de ningunearla o incluso de despreciarla abiertamente, los turcos han rebatido todos los estereotipos y forjado una historia de éxito. Incluso hay quienes hablan de “calvinistas islámicos” para describir a la nueva, exitosa y orgullosa clase empresarial turca que ha surgido en las ciudades más dinámicas de Anatolia. Esa Turquía pobre y analfabeta que tantas veces nos han pintado, supuestamente llena de ignorantes campesinos anatolios deseosos de asaltar la fortaleza del bienestar que representa Europa, ya no está allí.

(more…)

Una Serbia europea

3 junio, 2011

Con la detención y extradición de Ratko Mladic, Serbia se deshace de uno de los lastres más importantes que la mantenían anclada en el pasado. Pese a las manifestaciones a favor de Mladic en Belgrado, es obvio que los radicales serbios sólo representan a la pequeña minoría que todavía añora una “Gran Serbia”. En la práctica, sin embargo, la mayoría de los serbios saben que esa “Gran Serbia” con la que Milosevic inflamara sus sentimientos nacionales terminó, cuatro guerras después, convertida en una aislada y empobrecida “Pequeña Serbia”. Frente al caudillismo asesino y ultranacionalista de Milosevic, el Presidente Boris Tadic está desempeñando con liderazgo y sentido de Estado el papel que la historia le ha asignado de dirigir el futuro de Serbia hacia puerto europeo. La tarea no es fácil, ni hacia dentro ni hacia fuera. Hacia dentro, la tarea de Tadic y los demócratas serbios consiste en transformar el nacionalismo irredentista en patriotismo europeo. De esto los españoles sabemos bastante pues Europa ha sido el marco en el que reconstruir los sentimientos de identificación nacional tras el abuso al que fueron sometidos por el franquismo y su ideología nacional-católica. En este sentido, igual que los españoles hemos reinventado nuestro proyecto nacional lejos de los mitos de Covadonga, la Reconquista, los Reyes Católicos y la pérdida de Cuba y Filipinas, los serbios deberán mandar al cajón al Príncipe Lazar, la batalla del Campo de los Mirlos o la fusión entre iglesia ortodoxa e identidad nacional. En su lugar, los serbios deberían descubrir pronto que las verdaderas “hazañas” nacionales que celebrar y de las que enorgullecerse son las que les propone Tadic: cerrar el pasado, consolidar la democracia, hacer funcionar una economía competitiva y lograr la inserción en Europa.
(more…)