Archive for 28 febrero 2011

La Doctrina Zero

28 febrero, 2011

Mientras los pueblos de la ribera sur luchan por recuperar su dignidad, nosotros dilapidamos la nuestra a espuertas. En política exterior, una doctrina representa el intento de situar bajo un mismo principio de actuación una serie de acontecimientos que plantean desafíos similares. Sobre los principios de no-intervención y no-colonización, el presidente Monroe anunció en 1823 que Estados Unidos consideraría un acto hostil el intento por parte de cualquier potencia europea de acrecentar sus posesiones en el continente americano. En 1947, más de un siglo después de la Doctrina Monroe, el presidente Truman anunciaba que su Gobierno apoyaría “a los pueblos libres que se están resistiendo a la subyugación por parte de minorías armadas o presiones exteriores”. Dada la vuelta, la Doctrina Truman se convirtió en 1968 en la Doctrina Brehznev, que permitía a la Unión Soviética intervenir militarmente para restaurar el orden socialista en los países de Europa Central y Oriental. Y el certificado de defunción de la guerra fría vino en 1989, también en forma de doctrina, cuando el portavoz de Gorbachov, preguntado por la vigencia de la Doctrina Brezhnev en relación a las reformas democráticas en Hungría y Polonia, contestó de modo inesperado que en adelante regiría la Doctrina Sinatra, en alusión a su canción A mi manera (I did it my way), lo que provocó un efecto dominó democratizador en la región.

(more…)

Anuncios

Revoluciones “ni-ni”

18 febrero, 2011

Las revoluciones tunecina y egipcia (y lo que quede por llegar), son revoluciones “ni-ni”. Sus protagonistas son los jóvenes, muchos de los cuales ni estudian ni trabajan. Pero sobre todo son revoluciones “ni-ni” en el sentido de que ni han sido instigadas por EE UU ni han sido fomentadas por Irán o cualquier otra potencia exterior. Las revoluciones han surgido de dentro, desde abajo, y se han extendido hacia arriba, y ahora también hacia afuera. Su legitimidad es enorme, pues se han hecho sin apoyo exterior. De hecho, han tenido lugar pese al apoyo exterior, que ha sostenido durante muchos años a los regímenes que ahora se han desmoronado.

Curiosamente, Washington y Teherán han sido víctimas el uno del otro. Al principio, EE UU quedó paralizado por el temor a que Egipto cayera en manos islamistas. Los líderes iraníes olieron el miedo y, sin reflexionar mucho, animaron a los egipcios a volverse contra Mubarak. Ahora es sin embargo Irán quien tiene pánico al contagio egipcio. Pero Washington tampoco puede cantar victoria. Detrás de la celebración oficial del cambio, el enfado de Obama es monumental. Día tras día durante la crisis egipcia, sus colaboradores más cercanos le aconsejaron que apostara por la estabilidad, primero con Mubarak, luego con Suleimán, nunca por el cambio. Víctimas de la inercia, el vicepresidente Joe Biden, su enviado especial a Egipto, Frank Wisner, junto con todo el Pentágono, la CIA y Foggy Bottom se equivocaron en el análisis y minusvaloraron al pueblo egipcio. Para Obama, el error ha tenido que ser duro de asumir en el plano personal pues, mal aconsejado, ha ido en contra de sus instintos, ignorando las convicciones forjadas en esos años de formación y experiencias vitales que, desde Indonesia a Hawai o los barrios pobres de Chicago donde trabajó de voluntario, nos ha contado en sus (more…)

Marruecos debería preocuparnos

11 febrero, 2011

Francia no lo vio venir en Túnez y EE UU tampoco pudo imaginar lo que se avecinaba en Egipto. ¿Le ocurrirá a España lo mismo con Marruecos y tendrá que lamentarse a posteriori de haber ignorado las señales que apuntaban a lo que finalmente terminaría ocurriendo? Siendo honestos, no lo sabemos. Lo que sí que sabemos es que la combinación de altas temperaturas, sequedad del aire y viento elevado incrementan sustancialmente la probabilidad de un incendio. En el caso de Marruecos, desconocemos si el intento de movilización popular convocado para el día 20 de febrero vía las redes sociales logrará sus objetivos. Pero sí que sabemos que muchos de los elementos que han desencadenado las revoluciones de Túnez y Egipto están presentes y que las demandas de los jóvenes marroquíes que lo animan son muy similares.

Primero, la temperatura. La población marroquí es igual de joven (casi un tercio del total son jóvenes entre 15 y 29 años) y sufre una tasa de desempleo igualmente masiva. De hecho, en Marruecos los jóvenes representan el 82% de todo el desempleo (cuando en Túnez y Egipto eran el 56% y 73%, respectivamente). Y al igual que en los otros dos países, el paro se ceba en los jóvenes con estudios secundarios (más de la mitad de los cuales, el 58%, se encuentran en paro).

 A los datos objetivos, que muestran el elevado coste de la vida en Marruecos, se suman las percepciones subjetivas: en la última encuesta realizada por el Instituto Gallup, el 80% de los marroquíes se mostraban frustrados por las dificultades que experimentan diariamente para salir adelante, lo que situaba a Marruecos en la posición 119, por debajo de Argelia (86), Túnez (97) y Egipto (116). Parece, por tanto, que el crecimiento económico de los últimos años no se ha filtrado de manera que alcance a los jóvenes: mientras que el sector público ya está inflado y no absorbe más empleo, el sector privado no tiene capacidad de dar salida a los jóvenes educados que se incorporan al mercado de trabajo. Y según los datos disponibles, esos jóvenes tienen el mismo nivel de acceso a Internet que sus colegas tunecinos y egipcios. Así pues, sequedad del aire.

 A la falta de expectativas hay que añadir la corrupción, que añade combustible al descontento. Si ya todos los indicadores internacionales sitúan a (more…)

Soltar a los perros

4 febrero, 2011

Mubarak primero retiró a la policía de la calle dando lugar al caos. Ahora ha soltado a sus perros y desencadenado la violencia. Lo primero ya fue un indicio de hasta qué punto se había agotado la promesa de estabilidad que le ha garantizado 30 años de poder omnímodo. Lo segundo confirma que Mubarak se ha convertido de hecho en la principal amenaza a la estabilidad de Egipto.

La elección que históricamente se nos presentaba entre estabilidad e islamismo era bastante tramposa. Ahora ya es evidente que ese dilema, que siempre se resolvía en contra de la democracia, es directa y llanamente falso. Tal y como se están desenvolviendo los acontecimientos, la permanencia de Mubarak en el cargo puede ser ya considerada el mal mayor, no un mal menor. Así que, sea desde los más altos principios morales, desde el más puro pragmatismo diplomático o desde el cinismo de la realpolitik y los intereses estratégicos, la presencia de Mubarak es insostenible. Por eso debe marcharse, y por eso Estados Unidos y la UE deben ponerse inmediatamente de acuerdo en pedir su renuncia.

(more…)