Archive for 28 enero 2011

Susurrando a los dictadores

28 enero, 2011

Un dictador es un animal complicado. Es generalmente desconfiado, suele estar permanentemente malhumorado y, para colmo, sus tendencias violentas están más que constatadas. Por eso hay muchos que son partidarios de hablarles siempre en privado y con susurros, nunca en público, y menos a gritos. Pero las cosas están cambiando: por primera vez en mucho tiempo, desde Túnez a Egipto, la gente ha comenzado a gritarles, con resultados mucho más esperanzadores de lo que a primera vista se pudiera esperar. Ben Ali huyó espantado (no sin antes dar muchas coces, algunas de ellas letales), y ahora Mubarak se tiene que pensar muy bien si después de 30 años en el poder, le merece la pena elevar la represión, ahogar más aún a la sociedad egipcia en la pobreza y la frustración y amañar las próximas elecciones presidenciales para colocar a su hijo Gamal en la jefatura del Estado.

(more…)

Una pequeña ventana

21 enero, 2011

Los acontecimientos en Túnez tienen lugar en un momento crucial en toda la región. En Marruecos, las reformas están estancadas mientras la corrupción sigue extendiéndose; en Egipto, Hosni Mubarak, con 82 años, está intentando que su hijo le suceda, lo que le ha llevado a elevar aún más el nivel de represión; en Argelia, el presidente Abdelaziz Buteflika, con 73 años, no estará mucho más tiempo en el poder y el descontento también es patente; incluso Muammar el Gaddafi, con 68 años, está pensando en cómo afrontar una difícil sucesión. Una salida satisfactoria de la crisis tunecina tendría pues importantísimas consecuencias para la región. Sin embargo, la ventana de oportunidad que representa la crisis no estará abierta eternamente y muy fácilmente podría cerrarse, lo que no solo sería una tragedia para los tunecinos, sino que muy seguramente significaría que las reformas políticas en la región tendrían que esperar al menos otra década.

Es muy importante por tanto que los Gobiernos europeos, con la UE a la cabeza, se impliquen activamente en garantizar que el actual proceso de transición concluya satisfactoriamente. Es cierto que hay razones de peso para dudar de que después de haberlo hecho tan mal durante tantos años vayan a poder hacerlo ahora bien. El desconcierto e incluso la incredulidad han sido la tónica dominante en las reacciones diplomáticas a este lado. Ha tenido que venir Barack Obama a “felicitar al pueblo tunecino” para que muchos cayéramos en la cuenta de que el lenguaje diplomático puede dar cabida a ese tipo de giros. Pero bien visto, los errores cometidos hasta ahora son el principal argumento para el optimismo: aunque sea por eliminación, acertar a partir de ahora debería ser muy fácil. Así que, en lugar de continuar con los reproches, tiene más sentido intentar aprender de los errores pasados.  (more…)

Contrastes mediterráneos

14 enero, 2011

En diciembre, el último dictador de Europa, Lukashenko, en el poder en Bielorrusia desde 1994, decidió concederse como regalo de Navidades una fraudulenta victoria electoral del 80%. A continuación, cerró las oficinas de los observadores internacionales, mandó a la policía a reprimir a los ciudadanos que se manifestaban, cerró los pocos medios de comunicación independientes que quedaban y encarceló a más de 600 personas, entre ellas al líder de la oposición, Andrei Sannikov, que fue detenido, junto con su esposa, en el hospital donde se encontraba ingresado tras ser apaleado por la policía. El descaro del régimen es tal que la Fiscalía de Menores ha iniciado un proceso de revisión de la tutela del hijo de ambos, que tiene tres años y está al cuidado de su abuela, por si el Estado tuviera que hacerse cargo del niño mientras los padres esperan una sentencia de cárcel que podría ser de 15 años. Es el problema de ser el líder la oposición, que no tienes mucho tiempo para dedicar a tu hijo. Mejor que el Estado se encargue de hacer del pequeño Danil un buen ciudadano.

(more…)

Cuento de Navidad

7 enero, 2011

Tal era la preocupación porque los inmigrantes prefirieran otros Estados para establecerse que las autoridades del Estado X abrieron una investigación para determinar las causas de este fenómeno y tomar las medidas necesarias para atajarlo. No es difícil imaginar a la comisión correspondiente discutiendo algunas hipótesis al respecto. “¿Será que los salarios que ofrecemos no son lo suficientemente altos?”, preguntaría el representante de los empresarios. “¿O es que nuestro sistema educativo no es lo suficientemente bueno como para que los inmigrantes quieran que sus hijos se eduquen aquí?”, se interrogaría el representante de la comisión de educación. “A lo mejor resulta que nuestros servicios sociales tienen una cobertura de menor calidad”, sugeriría otro miembro de la comisión. “No descartemos que haya inmigrantes que piensen que no van a poder practicar su religión o seguir sus costumbres libremente”, apuntaría el representante de la comisión de integración. La preocupación era evidente: con una natalidad baja, un número menor de inmigrantes implica menor crecimiento económico y mayores gastos sociales mientras que un número más elevado de inmigrantes significa una economía dinámica y más productiva, además de una sociedad más rica y abierta culturalmente. Partiendo de la creencia de que sin inmigrantes no hay futuro, el Estado X ha logrado invertir la tendencia. Diez años después, el Estado X es un éxito a la hora de atraer inmigrantes, en su capital se imprimen cuatro periódicos filipinos y se celebra con toda normalidad el Diwali, año nuevo hindú. Es el paraíso de la inmigración inteligentemente gestionada.

(more…)