Archive for 30 diciembre 2010

Derrames y filtraciones

30 diciembre, 2010

Para los politólogos, el estudio de la política es una ciencia (o al menos eso nos gusta pensar). Pero para los políticos, la política solo es, según la observación ya clásica de Charles Lindblom, “la ciencia de salir del paso”. Ningún político debería sentirse ofendido; más bien al contrario, se trata de una metáfora bastante honorable de algo que, como vemos todos los días, es mucho más mundano y, seguramente, mucho más desesperado. Véase si no el caso de Obama. Hete aquí al presidente que mejor ha ejemplificado los grandes ideales y proyectos subyacentes al sueño americano convertido en un mero taponador de derrames y filtraciones: desde la crisis económica que sucedió al hundimiento de Lehman Brothers al descomunal vertido de BP en el golfo de México, sin olvidar, claro está, la sangría electoral sufrida en las elecciones de noviembre y la más reciente filtración de los telegramas de su Departamento de Estado. A este lado del Atlántico las cosas no son muy diferentes: el gran derrame financiero estadounidense inundó primero de deuda nuestros sectores públicos y ahora desborda al sector privado. Mientras Papandreu intenta rescatar a una Grecia anegada en sus mentiras contables, Irlanda naufraga en la deuda de sus bancos y Portugal y España contienen la respiración al ver las aguas subir. Si la política es como el agua, no es casualidad que se compare con la fontanería: cerrar, tapar, canalizar.

(more…)

Esta vez es diferente

17 diciembre, 2010

Europa nunca ha desaprovechado una crisis. De hecho, se ha construido a golpe de ellas. Así ha sido desde el origen cuando, en los años cincuenta, el miedo francés a la reindustrialización de Alemania empujó a la creación de la Comunidad Económica del Carbón y el Acero, precursora de las Comunidades Europeas. Posteriormente, en los años ochenta, el temor a ser desbordados por las economías estadounidense y japonesa llevó a los líderes europeos a completar el mercado interior. Más recientemente, en los años noventa, el terremoto geopolítico desencadenado por la unificación alemana se convirtió en el impulsor de la unión económica y monetaria. Y ahora, en mayo de este año, la amenaza de un colapso financiero propició la creación de un fondo de rescate de 440.000 millones de euros. Que la aprobación de dicho fondo tuviera lugar el mismo día (el 9 de mayo) en el que Europa celebraba el sesenta aniversario de la declaración Schuman es una feliz coincidencia. Al fin y al cabo, como decía dicha declaración, “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto”.

Esta vez, sin embargo, es diferente, pues los líderes europeos, y más en concreto Alemania, se resisten a aprovechar la crisis. Hasta ahora, Berlín, con el sorprendente apoyo de Francia, ha rechazado de plano todas las iniciativas destinadas a consolidar la unión monetaria. No a la propuesta de emitir eurobonos, lo que supondría reducir el coste de la deuda para todos los Estados; no a un programa como el TARP estadounidense que permitiera la recapitalización bancaria a un coste reducido; no a aumentar el presupuesto europeo para que sirviera de estabilizador. No a todo, pues, con la salvedad de aquellas medidas que, caso por caso, fueran absolutamente imprescindibles para salvar la eurozona del colapso (como el fondo de rescate, las inyecciones de liquidez o la compra de deuda por el BCE).

(more…)

Democracia china

10 diciembre, 2010

Oxímoron: “Combinación en una misma estructura sintáctica de dos palabras o expresiones de significado opuesto”. Nuestro lenguaje político está lleno de ellos: “armas inteligentes”, “guerra preventiva”, “soberanía limitada”, “tolerancia cero”, etcétera. ¿Es el concepto de “democracia china” un oxímoron, un imposible? Instintivamente, es fácil sentirse abrumado por la machacona retórica oficial del Gobierno chino, contestar afirmativamente a la pregunta y olvidar la cuestión. Sin embargo, las posibilidades que abre la idea de una China democrática son tan inmensas que merece la pena dar una segunda pasada. Claramente, el mundo sería un lugar distinto si el régimen chino se democratizara. En sí misma, independientemente de sus consecuencias internacionales, la liberación de 1.300 millones de personas constituiría un terremoto moral. Pero es que, además, la democratización de China modificaría radicalmente la configuración de la política, el poder y las relaciones internacionales en el siglo XXI. Hoy por hoy, todos los escenarios sobre el futuro dan por supuesto que el ascenso de China irá a la par del mantenimiento de su régimen. Ello conlleva que descontemos un futuro caracterizado por el incremento de la rivalidad económica y política entre un Occidente en retroceso y una China en ascenso. Desde las materias primas hasta los valores, el siglo XXI parece encaminado hacia una nueva competición global de inciertas consecuencias.

(more…)

Washington al desnudo

3 diciembre, 2010

La difusión por parte de Wikileaks de un volumen ingente de telegramas diplomáticos pertenecientes a Estados Unidos ha dado lugar a un festín informativo global. Todo ello a costa de la imagen y el prestigio de la diplomacia del que sin duda, y más a la luz del contenido de las filtraciones, sigue siendo el país más poderoso del mundo. El daño para Estados Unidos es tremendo: pero no porque sus políticas vayan a cambiar (al fin y al cabo esas políticas responden a y reflejan sus intereses), sino porque ponen al descubierto de manera singular la crudeza con la que se ejerce el poder en el ámbito internacional. Hasta ahora, sabíamos que EE UU era poderoso porque todo el mundo se acomodaba a sus políticas, pero realmente no sabíamos cómo lo lograba. Imaginábamos, claro está, que había codazos y empujones, pero no sabíamos, por ejemplo, con cuánto énfasis y perseverancia podía la Embajada de EE UU acosar al poder ejecutivo y judicial de un país aliado y amigo como España para lograr salirse con la suya en los casos que afectaban a nacionales estadounidenses. Tampoco sabíamos hasta qué punto los Gobiernos, incluso los aparentemente más antiamericanos, pugnaban entre sí por, en privado, congraciarse con Washington y compensar sus excesos retóricos en público.

(more…)